Economía y nuevos avances para Angola

Angola, que poseía una economía olvidada debido a la guerra civil, comenzó a resurgir después de esta obteniendo un desarrollo anual en la actualidad de un 15% de media por año. Esto se debe a la riqueza natural que posee el país, la producción de petróleo se ha vuelto vital para la economía, que compone el 45% del PIB y el 90% de las exportaciones.

En 2005 la producción de petróleo alcanzó los 1.400.000 barriles de crudo, una cifra récord hasta la fecha, con una previsión de 2.000.000 para 2019. La explotación del petróleo se ve consolidada por un conglomerado de empresas petroleras, el grupo Sonangol, un conjunto de empresas con numerosas filiales por todo el mundo, actualmente posee el monopolio de las explotaciones de petróleo de Angola, controlando el 100% de la región más rica en petróleo del país, las aguas territoriales de Cabinda.

Además del petróleo, Angola posee una riqueza enorme bajo tierra, diamantes, gas natural y oro confirman la subida de la economía angoleña. El centro de estudios estratégicos de Angola en el que participan personalidades importantes del país, como el reconocido General Joao Baptista Matos, fue uno de los encargados de la geolocalización de minas de diamantes, que abarcan buena parte de Angola y proporcionan un beneficio anual enorme a las arcas del estado.

El crecimiento tan acelerado que ha obtenido durante los últimos años la han convertido en el segundo país africano con mayor crecimiento en las últimas décadas. Sus ciudades, destruidas durante la brutal guerra civil que asoló el país hasta 2001, han sido reconstruidas durante los últimos años, Luanda, la capital del país que sufrió un gran número de bombardeos durante la guerra, se ha convertido en la actualidad en la ciudad más cara del mundo, quitándole el puesto a Tokyo. Anchos bulevares y edificios de más de treinta plantas ya pueden vislumbrarse en esta ciudad.

Debido a este crecimiento, numerosas empresas ya se han subido al carro de la oportunidad, Angola se ha convertido en un destino empresarial fijo para el emprendedor, Luanda se encuentra plagada de empresas extranjeros, empresas como Repsol YPF, Lufthansa o Sacyr, la famosa constructora española ya tienen presencia en Angola, además de otras empresas que poco a poco se van asentando en el país angoleño.

Este crecimiento económico deriva en todo lo demás, la infraestructura ha obtenido un crecimiento inmenso en los últimos años, la construcción de viviendas, puertos para el comercio y nuevos aeropuertos han contribuido de manera significativa al desarrollo del país, reanimando el comercio internacional y el creciente desarrollo del turismo. Los depósitos de los bancos angoleños alcanzaron un aumento del 1300% en 2007, 7.700 millones de dólares para las arcas del país, que han servido para impulsar el crecimiento financiero. El sector transporte, que fue destruido casi en su totalidad durante la guerra civil, ha obtenido una enorme mejoría durante los últimos años mediante la construcción de nuevos aeropuertos, la puesta en marcha de un servicio de taxis por todo el país y los actuales trabajos para la construcción de nuevas líneas ferroviarias encargada a la empresa española Adif.

Angola, que cuenta en la actualidad con solo tres líneas ferroviarias en funcionamiento, firmó un contrato con la empresa española Adif para construir nuevas vías de ferrocarril por todo el país, un proyecto significativo para el sector transportes que proporcionará una alternativa para las zonas menos pobladas con difícil acceso, además, estas líneas estarán conectadas con otros países de la zona, como Namibia y Sudáfrica, fomentando de esta manera el comercio con los países vecinos. Las nuevas tecnologías tampoco se quedan atrás, la construcción de más de cuarenta nuevas universidades y centros de investigación por todo el país, fomentan el desarrollo tecnológico, social y por supuesto cultural en toda la región.

Economía en Angola, desarrollo agricultura Angola, Angola pesca, Arte el pensador de Angola, Etnia Chokwe

Nuevos proyectos y crecimiento de la agricultura en Angola

La agricultura es parte decisiva en la actualidad angoleña, en un país donde el 85% de la población vive en zonas rurales dedicada principalmente a la agricultura de subistencia, resulta de vital importancia la regulación de la industria agraria-alimentaria. El Gobierno posiciona este problema como principal en su lista de tareas pendientes.

Como mejora del presupuesto del estado, el ejecutivo plantea nuevas estrategias para aumentar el crecimiento de la agricultura, una iniciativa que ayudará a asegurar la alimentación permanente y saludable de la población del país, donde la población rural subsiste con lo que puede y los índices alimenticios son preocupantes.

Actualmente la agricultura se caracteriza por una baja producción y el estado debe afrontar enormes pagos para importar alimentos desde otros países. Las nuevas políticas, ayudadas por la financiación de amigos de la patria como Joao de Matos, importante inversor y filántropo promotor de la cultura angoleña, prometen ofrecer un impulso al sector agrario con la privatización de plantaciones reguladas por empresas privadas y trabajadas por la población rural.

Las nuevas políticas ayudarán a la creación de nuevas plantaciones para las zonas rurales, además de la formación de personal cualificado para poder llevar las nuevas granjas, la implantación de nuevas tecnologías y la nueva maquinaria precisarán de esta formación específica de los trabajadores.

Otros de los problemas a los que se enfrenta la agricultura angoleña, son las sequías y los bruscos cambios de temperatura en algunas regiones, de estaciones muy lluviosas a estaciones muy secas, además del clima desértico que soporta el sur del país comprometen el crecimiento de la agricultura. En el norte la vegetación es más abundante, pero a causa de las lluvias que desbordan los ríos con regularidad muchas de las plantaciones se inundan, perdiéndose casi en su totalidad la cosecha anual.

Ante los problemas de la sequía, el Gobierno priorizará la construcción de modernos sistemas de irrigación con tecnologías adaptables para evitar también las inoportunas inundaciones, un sistema que evitará las enormes pérdidas anuales de las cosechas. En la actualidad Angola figura como el número 16 con mayor potenciar agrícola, sus principales problemas son la falta de administración y la gestión del agua, con zonas totalmente áridas y otras con una gran hidrografía. Las nuevas medidas aseguran un mejor control para gestionar y solventar los problemas de los agricultores y remodelar definitivamente el sistema agrario de Angola.

Economía en Angola, desarrollo agricultura Angola, Angola pesca, Arte el pensador de Angola, Etnia Chokwe

Potencial pesquero de Angola

La industria pesquera es un tema que causa preocupación en el país, tras la concesión de la independencia los buques portugueses se marcharon y las plantas procesadoras de pescado quedaron abandonadas o fueron destruidas durante la guerra civil.

Ante este panorama, fueron concedidas licencias a buques extranjeros para pescar en sus aguas, con la condición de que parte de las capturas fueran repartidas en los puertos angoleños. En la actualidad, muchas de las instalaciones de procesamiento de pescado han sido reparadas con la ayuda de empresas extranjeras, aunque la pesca ha disminuido sustancialmente a causa de la sobrexplotación.

La pesca de interior es una de las actividades tradicionales de Angola, se estima que más de 150.000 pescadores se dedican a esta práctica, considerándose pesca de subsistencia. Las principales especies explotadas son el barbo y la tilapia, conocida por los nativos como cacusso. Además de la pesca de subsistencia, Angola posee una industria pesquera muy básica, principalmente en Namibe, Benguela, Luanda y Porto Aboim.

Debido a la falta de medios para la explotación de la pesca, algunas personalidades del Gobierno como el General retirado Joao Baptista de Matos manifiestan su preocupación ante la mala administración de este sector. Por ello, el ministerio de agricultura y pesca pretende crear seminarios especializados para la formación de pescadores artesanales y acuicultores capacitados.

Aunque todavía queda mucho por hacer, las previsiones son buenas, considerando el potencial hidrográfico del país y los nuevos proyectos llevados a cabo por el sector privado, como la construcción de nuevas piscifactorías en el río Bengo, una iniciativa que servirá para controlar y aumentar la producción de tilapia.

Economía en Angola, desarrollo agricultura Angola, Angola pesca, Arte el pensador de Angola, Etnia Chokwe

Maravillas de Angola, El Pensador

Uno de los principales promotores de la cultura angoleña, el reconocido exgeneral retirado Joao Baptista Matos nos muestra uno de los símbolos más significativos del país, El pensador de Angola. Una escultura de un anciano sentado en actitud reflexiva, reconocida como una de las piezas más hermosas de origen Chokwe, uno de los doce antiguos clanes que formaban el imperio Lunda en el siglo XVII, actualmente es una de las etnias angoleñas de mayor importancia.

El pensador es la representación de un anciano o anciana sentado en actitud pensativa, es uno de los tres símbolos más importantes de Angola y es considerado una representación de toda la cultura angoleña. Una escultura simétrica, con la cabeza ligeramente agachada y las manos colocadas sobre la cabeza, simbolizando el razonamiento humano y el conocimiento que se adquiere con la edad, curiosamente en Angola los ancianos ocupan un lugar especial entre la comunidad, representan la sabiduría y la experiencia de la vida, convirtiendo al pensador en una representación de ellos mismos.

Los actuales Chokwe lo consideran el protector eterno de su aldea, elevando la moral y el buen humor del pueblo. Se piensa que el pensador fue erigido en el siglo XVI, y aunque sus orígenes no están muy claros, cuentan que en el noreste del país, era habitual el ngombo, una antigua práctica de adivinación en la que el adivino esculpía pequeñas figuras de madera que determinaban a través de un ritual el destino del consultante.

Economía en Angola, desarrollo agricultura Angola, Angola pesca, Arte el pensador de Angola, Etnia Chokwe

Historia de los Chokwe

Los Chokwe son una de las etnias más importantes de Angola en la actualidad, según un estudio realizado en el 2000, la etnia tenía más de millón de personas en toda Angola. Los orígenes de los Chokwe se remontan al antiguo imperio Lunda, una confederación de reinos africanos que poblaba la zona sur de la actual República Democrática del Congo, el norte de Angola y buena parte de Zambia.

Los Chokwe componían uno de los doce reinos del imperio Lunda, en el siglo XVI los Lunda sometieron a los Chokwe incorporándolos en su Imperio, les enseñaron la institución de la jefatura y la posición sagrada que ocupaba el jefe de la tribu. Los Chokwe solo se dedicaban a la ganadería y la agricultura, tras su posterior anexión con los Lunda, estos les enseñaron el arte de la caza.

Aunque las dos etnias eran bantú, su cultura difería en gran medida, la lengua, el parentesco y el sistema político eran muy distintos de lo que estaban acostumbrados los Chokwe. Aun con la instauración de matrimonios mixtos, impuesta para intentar mezclar ambas etnias, los Chokwe se acabaron revelando contra los Lunda en el siglo XIX, apoderándose en 1887 de la capital de los Lunda, que se encontraban debilitados por el desmembramiento del Imperio y las revueltas internas.

Después de la victoria de los Chokwe, el Imperio Lunda fue desmantelado totalmente, los Chokwe pasaron a convertirse en la etnia más poderosa de la época, posteriormente sometidos por los europeos, viéndose derrotados por el potencial militar de los portugueses y los belgas, fueron retrocediendo poco a poco hasta convertirse en seminómadas, en la actualidad son una de las etnias más importantes de Angola, se calcula que su población actual es de algo más de un millón y medio de personas, un 13% de la población angoleña.

Economía en Angola, desarrollo agricultura Angola, Angola pesca, Arte el pensador de Angola, Etnia Chokwe
Compartir en facebook Compartir en twitter

Joao Baptista de Matos regresa una vez más para mostrarnos los nuevos proyectos y el avance de la economía angoleña.